Así empieza la última temporada de Girls

“Yo solo puedo controlar el caos que genero a mi alrededor”.

Hannah en Girls (5×10)

Al contrario que los comienzos, que son una mezcla entre torpeza e ilusión, las despedidas lo empañan todo de algo definitivo. Girls comienza su recta final con tres capítulos de últimas veces. O no. En esto la serie siempre sorprende. No hay eco de ningún adiós entre su metraje. Eso ocurre solo fuera de escena. En ese rincón donde somos conscientes de que esta será la última vez que la veremos empezar.

Ocurrirá el domingo (madrugada del lunes en España), a pesar de que algunos hemos tenido ya la oportunidad de adelantarnos en el tiempo y ver sus tres primeros episodios que, como no podía ser de otra forma, reúnen lo mejor y lo peor, es decir lo que más gusta, de la ficción. Y es que Girls, en el fondo, siempre se movió muy bien entre ese tipo de caos, propio y ajeno, del que ya habló Hannah al finalizar su quinta temporada.

Girls
Girls (HBO)

Así las cosas, en su inicio de la sexta, la serie continúa siendo un poco fiel a sí misma. Su primer capítulo arranca con un episodio de 42 minutos, donde mezcla sus mejores ingredientes capaces de garantizar el éxito: escenas de sexo realistas, pasos de baile, viejos patrones (hello Marnie), y mucha comedia. En el camino, Hannah, que ha cosechado algunos éxitos como escritora después de su intervención, seis meses atrás, en The Month, conoce a Paul-Louis, interpretado por el omnipresente Riz Ahmed (The Night of), un monitor de surf que imparte clases en un campamento femenino en los Hamptons.

Sus dos primeros capítulos son una mezcla entre comedia, drama e incluso algún toque (fabuloso contraste) del cine de terror. Mientras de fondo, además de algo de Ray, nunca lo suficiente, y de Elijah, hay más interacción, y se agradece, entre sus protagonistas, que continúan generando tensiones entre ellas, aunque también acercamientos.

Girls
Girls (HBO)

Cierra este ciclo un tercer episodio monográfico, protagonizado por Hannah, en el que acude a un encuentro con Chuck Palmer (Matthew Rhys), un aclamado escritor al que ella misma solía admirar, sobre el que se ciernen ciertas acusaciones. Una reflexión sobre el abuso de poder, el consentimiento y las zonas grises que, en algún momento, recuerda algún pasaje de No soy ese tipo de chica, el libro que la propia Lena Dunham escribió.

Sea como sea, el inicio no podría haber sido mejor y habrá que aprovechar hasta el último día en la playa, antes de embarcarnos definitivamente en ese final que nos devolverá de nuevo al caos que generan nuestras propias vidas. Hasta entonces, podéis encontrarme con mis reviews, a partir del lunes en Vertele.

Dónde verla: Disponible a partir del lunes en Movistar+ y en la plataforma de HBO España.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s