Kristen Bell aterriza con acierto en The Good Place

el

El cielo, ese lugar. En The Good Place se lo han imaginado por nosotros y su rostro más angelical, es decir rubio con ojos azules, ha resultado ser el enemigo. O casi. Porque no es que Eleanor (Kristen Bell), que llega allí por error después de morir en un absurdo accidente, sea mala o buena persona. O un poco sí. Ambas. Desde luego es egoísta, grosera, desconsiderada, asocial, interesada y carece de escrúpulos. También es terriblemente divertida. ¿Es eso una virtud? Posiblemente. Al menos si hablamos, como es el caso, de una comedia de televisión.

Lo mejor que le pudo pasar a The Good Place, el nombre algo más comercial con el que NBC ha bautizado a su cielo particular, es de hecho ella. Y más concretamente Kristen Bell (Veronica Mars), que soporta con gracia  casi todo el peso de la sitcom, acompañada por uno de los actores más veteranos de la televisión, Ted Danson. Él será el anfitrión, también artífice, custodio o mentor, casi ángel, encargado de recibir a Eleanor en este idílico lugar donde todos los vecinos están siempre de buen humor, tienen un coeficiente de bondad muy por encima de la media, comparten sus días con su alma gemela en armonía y felicidad y viven en casas hechas a las medidas de sus sueños.

Sin embargo, conscientes de que tanto azúcar empalaga, por mucho que hablemos del paraíso, Eleanor será el contrapunto ideal para incorporar un humor ácido, más próximo a la sonrisa sutil que a la risa enlatada. Sus acciones interesadas por mantener su secreto a salvo y permanecer en un lugar al que sabe que no pertenece, repercutirán de la manera más absurda sobre el resto del vecindario y alterará especialmente la vida de su “media naranja” Chidi (William Jackson Harper) y de sus vecinos Tahani (Jameela Jamil) y Jianyu (Manny Jacinto).

El resultado es una divertida y adictiva comedia, aún no disponible en nuestro país, con un loco argumento que se extiende a lo largo de trece episodios, cuya duración no alcanza la media hora, y que avanza con giros de última hora, flashbacks, sorpresas y un final a modo de cliffchanger que nos deja colgados de un interrogante. O varios. ¿Y ahora qué?

A propósito de Veronica Mars: Rob Thomas, creador de la serie protagonizada por Kristen Bell, reconocía hace unos días la posibilidad de retomar la ficción, más de diez años después, con una cuarta temporada de seis capítulos de una hora de duración. Curiosamente, dos son los obstáculos que se lo impiden: su serie de éxito del momento, iZombie, y, precisamente, The Good Place, con quien Kristen tiene contrato. Pero si algo sabemos de Thomas es que no bromea con según qué cosas. Vaya por delante su existosa campaña de crowfunding que terminó con aquella película de 2004 que llevaba el nombre de la serie. ¿Os apostáis algo? A fin de cuentas Veronica Mars siempre vuelve.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s